Es el título original de un artículo que me encontré hace un par de semanas sobre un estudio realizado, estudio que me he leído de la primera a última línea y aunque bien ejecutado, no me dice nada nuevo, y me extraña, en contra de lo que argumentan en el estudio que no haya algo similar.

Hipótesis del trabajo

  • H1: La identificación de robots aumenta el apego emocional de un equipo hacia sus robots
  • H2: La identificación del equipo aumenta el apego emocional a los robots.
  • H3: La identificación del equipo modera la relación entre la identificación del robot y el apego emocional de un equipo a sus robots de tal manera que la identificación del robot tiene una relación más fuerte con el apego emocional de un equipo a sus robots cuando la identificación del equipo es alta.
  • H4: El vínculo emocional de un equipo con sus robots está asociado positivamente con aumentos en el rendimiento del equipo con los robots.
  • H5: El apego emocional de un equipo a sus robots está positivamente relacionado con la viabilidad del equipo.

Puede ser posible que sea así, si se busca con la palabra robot, pero a estas alturas yo esperaba un trabajo con un robot que poseyera cierta interactuación social con las personas ( a fecha de su publicación al menos ya habían asistentes virtuales y algunos robots con una aun limitada maniobra) pero solo se trataba de un robot a control remoto y un equipo de personas que solo trabajan juntas apenas un par de horas, o sea ni una jornada laboral completa, por lo tanto, para mí las hipótesis y confirmaciones posteriores quedan bastante endebles. Aunque al final del trabajo confiesan no haber podido demostrar lo que pretendían, acción que les honran.

Una parte importante del trabajo es sobre el uso de la tecnología para facilitar el trabajo en equipo, en este terreno, si he tenido experiencia, sobre todo, en los 6 últimos años en Telefónica en el que me he encontrado con escenarios totalmente diferentes. Y puedo decir, que cuando una herramienta, te acerca a compañeros, ayuda a construir equipos interdisciplinares de una forma espontánea.

Yo, cuando deje la empresa, me fui con morriña por tener que dejar atrás a Yammer, que fue la herramienta que nos interconecto y a los compañeros con los que conecte durante esos años, compañeros, equipos, que me animaron a explorar otros territorios, que de otro modo no habría abordado. Compañeros con los que sigo en contacto.

Esta energía, este conocimiento que obtuve gracias a Yammer y los compañeros, lo intenté, traer a mi departamento, a los compañeros con los que trabajaba día a día y que estaban también repartidos por la geografía, esto fue casi imposible. Si bien la alta dirección estaba a favor de ello y algunos de los que estábamos en la base, también, los mandos intermedios no estaban por la labor, y los otros compañeros, tan solo hacían lo que decían los mandos.

En definitiva, trabajar en equipo con un robot, al menos con uno que no tiene autonomía, que tiene que ser teledirigido es algo que ya se lleva haciendo desde hace tiempo, por ejemplo, en los equipos de rescate, en los artificieros de los cuerpos de policía y ejército, en investigación submarina, ahora con los drones y ya tantos otros campos…

El desafío va a ser trabajar con robots, tengan o no apariencia humana, van a poder actuar de manera semiautónoma o autónoma. La Ciencia Ficción nos ha traído diferentes posibilidades, unas más creíbles que otras.

Películas que ya he tratado aquí. Tenemos a TAR de Interestellar, sin apariencia humana, pero si con una interrelación más cercana. A Samantha de Her, que aunque incorpórea, trabaja en relación estrecha con Theodore.

El principal factor aquí, claro esta es el humano, no solo de quienes van a trabajar en equipo con ellos sino de quienes deciden que se haga así, si no hay unas leyes de protección, de uso de esta tecnología, podríamos tener al perfecto chivato en el equipo, y claro, esto de manera alguna va a ser aceptado, a no ser que estemos sometid@s bajo cadenas y grilletes figurados o reales.

También es preciso una buena educación, abierta, integradora, que ayude a los más jóvenes a integrar de una forma más sana su vinculación con la tecnología, entre nosotros, pero no solo a las nuevas generaciones sino también para nosotros mismos.

Estamos en continua evolución en el mundo de las relaciones, porque en las relaciones con el otro, es lo que nos ha hecho llegar hasta donde estamos actualmente, es gracias a lo que nuestra mente ha evolucionado hasta donde nos encontramos actualmente y aun queda camino por delante.

El estudio al que hace referencia el articulo: Emotional Attachment, Performance, and Viability in Teams Collaborating with Embodied Physical Action (EPA) Robots

Imagen creada a partir de las imágenes de Hillyne Jonkerman, Tomasz Mikołajczyk y Gerd Altmann en Pixabay

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis