¿De donde surgimos como seres conscientes?

Estoy terminando de leer “Yo soy un extraño Bucle” de Douglas R. Hofstander, de lectura un tanto densa pero aclaradora, sobre todo en la búsqueda de lo que somos, de donde surgimos como seres conscientes usando las matemáticas.

Tranquilos apenas hay fórmulas matemáticas, Usa muchas metáforas. Por lo que comenta el autor la formula de uno de estos teoremas podría ocupar el solo todas las paginas del libro y unos cuantos cientos mas de ello posiblemente también.

¿Cómo hemos llegado a ser lo que somos?, en qué momento hemos dado ese salto cualitativo respecto (aparentemente) del resto de especies incluso de las mas similares a la nuestra? Pero no me voy a extender, de momento sobre nuestro origen sino por un Párrafo que me llamo la atención y me trajo a la memoria diversas lecturas y series de ciencia ficción y técnica.

Sí las moléculas De las estamos hechos no “disfrutan” de estos sentimientos, ¿quién lo hace? Lo único que queda ya son los patrones. Y los patrones pueden ser copiados de un sustrato a otro, aunque estos sean radicalmente distintos. Una operación así se denominaría trasplante O más exactamente “Traslación” (o traducción).

Douglas R . Hofstadter – Soy un Extraño bucle

Esto me trajo a la mente la lectura de hace años de “el Hombre Mecanico” de Hans Moravec

La idea de que la mente humana se puede transferir a un cuerpo nuevo a veces se tiene que enfrentar una fuerte objeción que presentan personas que no discuten su posibilidad Teórica: “Sea cual sea el procedimiento para hacer la copia, el resultado final será una persona distinta. Sí soy yo el ser que se está copiando, la propia, aunque se crea que soy yo es simplemente un impostor que se engaña A si mismo. Sí el proceso de copiado destruye el original entonces es que me han matado. Y la copia se puede divertir muchísimo explorando el universo con mi nombre y mis habilidades, pero eso no le proporcionará ningún consuelo a mis restos mortales”.

Hans Moravec -El Hombre Mecánico.

Esta parte ha sido la que da el titulo a esta entrada ¿QUE ES LO QUE SOY YO? , me enfrenta directamente al transhumanismo donde su ideal es transferir la consciencia humana a un ente cibernético, a un ciborg, teniendo en cuenta otra afirmación de Douglas.

La triste realidad es por supuesto que ninguna copia es perfecta.

¿Qué parte de mí, en dicha traslación, se perdería por el camino? Por otra parte, si el sustrato sobre el que soy copiado es diferente, ¿hasta que nivel afectaría mi capacidad de empatía con el resto de los seres humanos? Si bien se pudiera copiar, trasladar, la capacidad de empatía seria lo primero que se perdería.

Si bien quedaría en la memoria, en la experiencia todo aquello que hemos sentido por las diferentes personas que han pasado por nuestra vida, si el sustrato sobre el que es transferida nuestra consciencia es diferente, dejaríamos de sentir como los demás.

Ya que nuestros sensores no serian igual, nuestra corporalidad diferente, según algunos “mejorada”, por ejemplo, en un cuerpo cyborg metálico o plástico. ¿Qué nos pasaría al volver a escuchar esa pieza musical que tanto nos emocionaba, que nos erizaba la piel, nos hacía que el corazón bombeara más rápidamente?

3 de los posibles caminos que podemos tomar

La ciencia ficción tiene bastantes alternativas en este sentido pero voy a centrarme en las que la lectura del libro me trajo a la mente seguido de un epilogo como puntilla en términos taurinos (aunque aborrezca la tauromaquia).

Para comenzar, y porque parece estar más próximo a estos últimos años con el auge de los asistentes por voz, Google home, y Alexa, de Amazon, bueno, si, también Siri, de Apple. Tenemos “Blanca Navidad” tercer capítulo de la 2 temporada de Black Mirror. Y la serie “Altered Carbon” tocando desde diferentes puntos de vista esta transferencia de la personalidad a otros sustratos.

Blanca Navidad

¿Qué os parecería un asistente que conozca vuestros gustos, que casi se anticipe a ellos, que sepa cómo le gusta a uno cuan tostada debe estar una tostada, o la temperatura de la habitación, la iluminación del salón sin tener que decir “Ok Google”, “Alexa, ajusta …” pues bien, sométete a un escaneado cerebral y vuelca una copia tuya en el asistente y todo solucionado.

Bien, ahora imagina que te despiertas en una sala blanca, sin mobiliario, como mucho una pantalla y una consola llena de botones, y lo único que tienes que hacer en todo el dia, es estar atento a esa pantalla… de pronto, te ves a ti mismo llegando a casa. Y sabes que te gusta que la luz del recibidor este encendida y la fuente Zen funcionando. Y al ponerte encima de la consola la luz se enciende y en la fuente empieza a fluir el agua.

Crees que eres el mismo de siempre, pero solo eres una copia. Eres totalmente consciente de quien eres y que no te encuentras en tu casa sino en una especie de celda sin puertas ni ventanas a la que no sabes cómo has llegado ¿Cómo te sientes? Pero… no eres tú, tan solo una copia de tu yo real.

Crees que eres el mismo de siempre, pero solo eres una copia.

Altered Carbon

Despierto cubierto de una sustancia gelatinosa, mareado con angustia, me caigo al suelo, desnudo. Lo primero que siento son unas enormes nauseas y vomito… pero nada se parece a lo ultimo que he comido. Me miro las manos, ¿Qué pasa? Son grandes, fuertes, no parece que hayan pulsado teclas ni para una sola línea de código.

Recorro mi… ¿mí?, El que parece ser mi brazo derecho. Giro el brazo hacia un lado y otro, si parece ser mío, obedecen, aunque con algo de titubeo. Son fuertes, musculados yo que apenas he pisado un gimnasio, Uauuu ¡¡ qué bien. Y además parece que no están rellenos de aire, siento su fortaleza. Pero hay algo más. No sé. Me suena, pero la siento con tal intensidad que no la reconozco como mía.

Si, estas en otro cuerpo, no es el mismo que tenías antes, esta vez has tenido suerte, tenias unos buenos ahorros guardados y has podido elegir un buen cuerpo para tu nueva vida, otras personas sin embargo, no han podido, o han fallecido o el seguro les ha pagado un nuevo cuerpo, pero, si poder elegir.

Una mujer de mucha sensibilidad ha pasado al cuerpo de un hombre rudo, en cambio, un hombre que se ha declarado abiertamente machista se ve en el cuerpo de una mujer mas o menos… atractiva, el seguro contratado no daba para más. Es lo que hay, te tienes que aguantar, adaptar a ello o… quizás… suicidarse eso ya es cuestión tuya y no esta cubierta por el seguro.

¿Qué te parece este panorama? Pues bien, aunque el protagonista sale bien parado, el resto, salvo ricos y poderosos tienen bastante peor suerte, bueno podrías ser soldado o policía, pero no creo que te agradara padecer amputaciones y/o heridas de lo más traumáticas o perder la vida del mismo modo. Quizás por ello, precisan tomar psicofármacos para aminorar estos “efectos secundarios”

Estas en otro cuerpo, no es el mismo que tenías antes, esta vez has tenido suerte, ¿o no?

Criadero de Gordos

Tienes (como dice Richard Gere en “Prettty Woman”) una cantidad obscena de dinero que te permite hacer lo que te de la gana. Has tenido años de excesos, has engordado, necesitas tallas XXXXL, los pantalones pueden convertirse en tiendas de campaña para mas de 2 personas, el hígado esta ya en las últimas. La cirrosis hepática por el exceso de alcohol y otras sustancias, pero no te preocupa lo más mínimo.

Hay una empresa que te soluciona el problema, por una también obscena cantidad de dinero. Empresa en la que ya eres cliente VIP. Has pasado unas horas en una sala con un Scanner que esta grabando todos tus engramas, tienen una copia fiel de como eres mentalmente en este justo momento.

Pocas horas después te encuentras con una versión perfecta de ti mismo. Musculoso, tableta de chocolate, todos los órganos limpios, perfectos, para iniciar una nueva vida, él eres ya tú, firmáis la documentación en el que cedes absolutamente todo a tu nuevo yo.

Tu nuevo yo sale por la puerta principal, con todas tus posesiones, con tu vida, y tu te quedas ahí, en un banco de madera en el que apenas cabe tu gran culo, protestas, pides ver al director, pero… ya no eres nadie.

Es una adaptación de un relato corto de unos de mis escritores favoritos de Ciencia Ficción, Orson Scott Card Titulado “Criadero de gordos”. Me encontré con este relato en “Mapas en un espejo” pero lo podéis encontrar por menos de 1€.

Bien, para mí, este relato toca la parte ética de esta posibilidad de tomar una copia tuya de tu personalidad, de tu consciencia y trasladarla a otro cuerpo y toca una parte que la mayoría de relatos de ciencia ficción (al menos de los que he leído) no tocan, ¿Qué pasa con el Original?.

Si, hay una copia tuya perfecta que cree, que sabe que eres tú, y no me refiero a que sabe que es una copia tuya, sino que eres tú. Y tú, de repente, dejas de ser alguien, eres nada y la empresa que ha ofrecido el servicio puede hacer contigo lo que quiera. Desde una fuente de órganos para trasplantes, quizás para ti mismo, a esclavo en una mina de Coltán en medio de África, quien sabe.

¿Qué Película, series, libros te han impactado a ti sobre este tema?

Estos 3 escenarios son los que yo he elegido como probables,

  • ¿Cuál es vuestra propuesta?
  • ¿Cómo nos afectaría como personas esta posibilidad de tener un duplicado nuestro?
  • ¿Sería sencillo deshacerse de ese “Backup nuestro”? y no me refiero con solo borrarlo o destruirlo.

Photo by Franck V. on Unsplash

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis