La naturaleza nos deja en un nivel de evolución. El salto al siguiente nivel evolutivo tiene que ser por propio esfuerzo, Voluntad.

¿Es voluntad mía el injertarme un implante que haga algo por mí?, si lo puedo hacer yo sin problema, pero requiere esfuerzo para mejorar dicha habilidad que queremos implementar con dicho dispositivo, ¿hasta qué punto apropiarse de una nueva destreza sin esfuerzo?

Leyendo «Inteligencia Artificial» de, Margaret A. Bodem me encontré con este párrafo al hablar de las redes Neuronales:

«Su crítica de la IA simbólica entusiasmó a psicólogos y filósofos, algunos de los cuales se mostraron muy partidarios. Los psicólogos ya habían señalado que gran parte del comportamiento humano está ligado a la situación, como los roles que se representan en distintos círculos sociales, por ejemplo. Y los psicólogos cognitivos habían destacado la visión animada, en la que es clave el movimiento corporal del propio agente. Hoy, las teorías de cognición corpórea son muy influyentes fuera de la IA»

Margaret A. Bodem

Parece que las diferentes corrientes parezcan creerse con la verdad, con el camino único para conseguir una I.A. Fuerte, aunque ambos están en lo cierto, ambas también están equivocados ya que una vía no excluye a la otra e Investigadores ya están teniendo en cuenta este punto.

Basándome en las enseñanzas de Gurjdieff y su 4º Camino, El ser humano, por naturaleza solo evoluciona hasta cierto punto, a partir de ahí, tiene que ser el mismo ser humano el que siga evolucionando por voluntad propia, sino, seguiríamos al servicio de la naturaleza, esto es ir poco más allá de satisfacer nuestras necesidades primarias, el siguiente nivel tiene que ser consciente, por decisión propia. De momento no seguiré por este camino.

La IA simbólica, por lo que he entendido de momento provee al sistema de unos principios de unos marcos claros de actuación. Esto sería hasta cierto punto, cumplir con nuestra función biológica como el resto de seres vivos en el planeta (a pesar de que en cierta forma nos hayamos podido convertir en un cáncer por la destrucción del medio ambiente, pero esto ya puede ser debido a un mal camino de nuestro procesamiento neural como especie, porque no ha habido adaptación al medio, trabajamos todavía sobre una base de hace más de 100 Años cuando la población mundial apenas era la 6 parte de los que somos actualmente)

Todavía estamos aprendiendo a utilizar nuestro cerebro, nuestras redes neuronales internas. Esto por tanto puede llevarnos a Caminos con un destino aciago como parece estar siendo el caso. Lo importante es que hay ya procesadores (personas, colectivos) que están advirtiendo esto, que dicha masa crítica, o mejor digamos en este contexto, nivel de señal, alcance el umbral de activación para cambiar las decisiones de salida en un sentido que revierta la degradación del entorno en el que nos desarrollamos. Parece que ya estamos alcanzando dicho umbral o ya lo hemos alcanzado eso si, espero que no demasiado tarde.

Vemos como las redes neuronales artificiales desarrolladas hasta el momento y en sus limitaciones aprenden de forma exponencial y pueden aprender a jugar al videojuego STARCRAFT o a montar una silla de Ikea por si solos

¿Que será más difícil, Ganar al STARCRAFT o montar la silla? es cierto que solo están dedicadas a ese cometido de aprender sobre realizar una función muy concreta y nada más. las conexiones entre las diferentes neuronas artificiales ya están en lo posible optimizadas para sus funciones. Nosotros, como sistemas mucho más complejos nos queda bastante camino aun para ello, Tanto a nivel individual como colectivo, respecto a nuestra interacción con al menos los miembros de nuestro entorno más cercano.

Nosotros tenemos que trabajar en diferentes frentes a lo largo del día, de nuestra vida. los canales de comunicación no son todavía óptimos. los pesos de los significados de palabras varían a menudo de persona a persona.

Además, a eso sumamos que los subsistemas, los yoes que están funcionando en el momento de la comunicación en cada persona no solamente pueden ser diferentes sino antagónicos. Dando como erróneos los datos que reciben sin percatarse que sus datos de salida, debido a un incorrecto procesamiento, puedan ser los erróneos.

Para mí, el desarrollo de la IA permite a su vez que nos miremos a nosotros mismos. Ese ha sido mi objetivo. La I.A. nos va a dejar más tiempo disponible, aprovechémoslo.

Se que va a ser difícil para mucha gente pero es un proceso por el que tenemos que pasar. Podría usar palabras bonitas, tratar de elevaros la moral, no lo voy a hacer, pero tampoco os la voy a echar por tierra.

Que quedaran/quedaremos muchos por el camino, si es cierto, que hay que tenderles la mano para ayudarles, pues sí, hay que hacerlo, otra cosa es imponer nuestra ayuda. si una persona cree que no necesita ayuda, por mucho que queramos ayudar no vamos a conseguir nada, bueno si, frustrarnos a nosotros mismos. Podemos estar cerca por si nos necesita, pero tiene que ser el/ella quien nos pida ayuda.

Ahhh, y cuidado, porque nosotros también tenemos que darnos cuenta, de que en ocasiones, sean pocas o muchas, también hemos precisado y precisaremos de ayuda, y será conveniente pedirla a quien nos la pueda dar. Dejemos de hacernos los fuertes en todo momento y aceptar nuestras debilidades, aceptar que de vez en cuando necesitamos la ayuda de los demás, si no, ¿cómo habría logrado la raza humana llegar a donde estamos actualmente?

Créditos imagen cabecera a Gerd Altmann en Pixabay 

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis