Estoy con la lectura de toda la saga de «La Cultura» de Iain M. Banks. Me ha atrapado tanto que he tratado de seguirla en inglés hasta que Amazon volvió a tener disponible el segundo tomo de la saga en español, con todas las novelas que lo componen.

Para mí la saga de «La Cultura» está, si es que no lo está ya, muy cercana a la Utopía. No niego que algunas cosas me chocan bastante. El transhumanismo está bastante presente, pero de una forma que es común para todos. No solo como algo elitista como están difundiendo las novelas distópicas actuales de ciencia ficción.
De todos modos, la razón de este artículo es la de ser una reseña a uno de los libros de esta saga, «Excession».

«La cultura» es una sociedad utópica con varios miles de años de existencia y que se ha extendido por la galaxia. No sé, como una evolución de Star Trek.   Una civilización en la que conviven colaborando seres vivos e inteligencias artificiales. Algunas de estas, superiores en inteligencia a los seres humanos.  Estas I.A.s superinteligentes están al mando de inmensas naves espaciales que podían albergar millones de habitantes de «La Cultura» o/y otras civilizaciones.

Algunas de estas naves son llamadas excéntricas. No solo por su diseño y funciones, que solían ser únicas, sino también porque gustaban de actuar por libre. Eso sí, sin causar daños a propósito.

Pero en Excessión, algunas de estas naves se exceden en su cometido, como incitar un ataque a asentamientos por parte de la Afrenta (otra civilización).

La relación entre humanos e I.A.s, bueno, a través de los avatares de estas, es bastante fluida. Las I.A.s deciden como presentarse a las personas. El avatar de la Sleeper Service (Servicio Durmiente), Amorphia, tiene un papel muy importante en la trama de la novela pero… no voy a desvelar más por esta parte.

Aunque las inteligencias artificiales pueden existir durante cientos de años, si no más de mil, debido a la ausencia de obsolescencia programada, resulta sorprendente cómo, a pesar de todas las experiencias vividas a lo largo y ancho de la galaxia, su sabiduría adquirida puede llevarlas a ciertas líneas de pensamiento.

La Saga de «La Cultura» presenta escenarios y tramas de lo más variadas. Historias posibles en un universo abierto creado por Iain M.Banks y que podrían ser semillas para nuevas utopías de las que actualmente sufrimos una sequía extrema rodeados de distopías por donde quiera que mires.

Para terminar, un corto basado en esta saga,  lo acabo de encontrar pero asienta las bases de la existencia de estas I.A.s en “La cultura”

Imagen de portada: tomada de la portada del libro y ajustada, sin más modificaciones.