¿Que es el sesgo Cognitivo?

Un sesgo es como una lente que llevamos sin darnos cuentas delante de nuestros ojos para ver lo que nos rodea, la realidad. Las lentes pueden ser de diferentes colores, una lente de gran angular puede permitirte ver más extensión pero que sin embargo no te permite enfocar en detalles, otras, justo todo lo contrario, tienes una macro que te permite disfrutar de los detalles de una pequeña flor, contar los estambres de esta, localizar un pequeño pulgón sobre un pétalo y sin embargo te es imposible observar el entorno, en donde se encuentra dicha flor.

Un sesgo es también como un tampón en los oídos, dependiendo del material de este, te permitirá escuchar solo los sonidos graves: los truenos, las voces de varones, la rodadura de los coches por calles y carreteras, perdiéndote los cantos de los pájaros, la melodía de un violín, imposibilidad de escuchar a Whitney Houston .

Al contrario, escuchar solo los sonidos agudos: voces femeninas, el silbido del viento o de la brisa pasando entre los árboles, los violines, los chirridos al arrastrar un mueble sobre el suelo, o el de una caladora que te penetra hasta lo mas profundo de la cabeza y sin embargo estar sordo para el sonido rítmico de un corazón latiendo, de disfrutar del Jazz clásico.

Lo más curioso de padecer de sesgo, es que desconocerías la existencia de aquello que esta fuera de tu percepción, no lo verías, no lo escucharías, no lo sentirías. Sencillamente para ti no existiría.

Pero lo que acabo de tratar son de filtros a través de los cuales percibimos la realidad y por tanto en como la procesamos mentalmente, eso ya sin contar con esos filtros mentales que hemos ido generando a lo largo de nuestra vida dependiendo de los retos que hayamos tenido que afrontar con éxitos y/o fracasos.

Pero seamos mas concretos, pasemos a un plano consensuado de lo que es el sesgo cognitivo.

Según la R.A.E sesgo es: Error sistemático en el que se puede incurrir cuando al hacer muestreos o ensayos se seleccionan o favorecen unas respuestas frente a otras.

Según Wikipedia: es un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento mental, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama en términos generales irracionalidad, que se da sobre la base de la interpretación de la información disponible, aunque los datos no sean lógicos o no estén relacionados entre sí.

La existencia de sesgos cognitivos surge como necesidad evolutiva para la emisión inmediata de juicios que utiliza nuestro cerebro para asumir una posición rápida ante ciertos estímulos, problemas o situaciones, que debido a la incapacidad de procesar toda la información disponible se filtra de forma selectiva o subjetiva. (Wikipedia)

A veces estos sesgos son fáciles de detectar, otras veces no tanto, sobre todo cuando es un sesgo compartido por un grupo familiar, profesional o social, el problema se hace invisible hasta que se encuentra con otro grupo que no lo padezca.

Cuando me propuse ver los diferentes tipos de sesgos para este articulo no me esperaba tanto, más de 30. Pero tranquilos no los voy a tratar todos, tan solo con los que creo que mas pueden desarrollar en la I.A. aunque el resto también nos afectaría en mayor o menor medida dependiendo de nuestra historia vital

1.- Sesgo de confirmación.

Acepto todo aquello que apoya mis ideas, mis creencias y rechazamos todo aquello que las pone en tela de juicio. Aceptamos sin demasiado análisis aquello que las apoya y exponemos a un escrutinio a veces rayado en la paranoia de todo aquello que las amenaza, llegándolas a rechazar a pesar de que tiran abajo todas nuestras creencias con argumentos reales, incontestables.

2.- Ilusión de serie o apofenia.

A veces vemos patrones donde no los hay. Como explica también Shermer, estamos preparados para interpretar en conjunto hechos que puede parecer que no están relacionados. Si oímos ruido en la maleza, podría ser un depredador. O sólo el viento. Y es mejor equivocarnos con un falso positivo que con un falso negativo, ya que un error podría suponer nuestra muerte por exceso de confianza. (Verne)

En un entorno natural, como en el que hemos vivido durante miles de años es efectivo, pero en la sociedad actual, en nuestro entorno, tenemos que tener cuidado y de no aplicarlo indiscriminadamente. Sobre todo, cuando dejamos el terreno de lo específicamente vital y entramos en el mundo de las ideas.

3.- La correlación ilusoria.

Es la tendencia a asumir que hay relación entre dos variables, aunque no haya datos que lo confirmen, como por ejemplo en el caso de los estereotipos. Es similar a la anterior, la apofenia. Un ejemplo de estereotipo muy actual es que todos los políticos son corruptos, sin bien, desgraciadamente en los últimos tiempos esto parece ser así, no todos los son. Aún quedan en derechas e izquierdas, políticos honestos.

4.- Efecto Barnum o Forer.

Es la observación de que los individuos dan altos índices de acierto a descripciones de su personalidad que supuestamente se adaptan específicamente para ellos, pero en realidad son vagos y lo suficientemente generales como para aplicarse a una amplia gama de personas. Este efecto puede proporcionar una explicación parcial de la aceptación generalizada de algunas creencias y prácticas como puede ser el horóscopo.

Os remito a la Wikipedia para que podáis leer los resultados de la demostración de Forer, la verdad, una lectura bastante esclarecedora.

5.- Heurística de disponibilidad.

La heurística de disponibilidad opera sobre la noción de que, si algo se puede recordar, debe ser importante, o al menos más importante que los sucesos alternativos que no se recuerdan tan fácilmente. Posteriormente, bajo la heurística de disponibilidad, las personas tienden a ponderar fuertemente sus juicios con la información más reciente, haciendo que las nuevas opiniones estén sesgadas hacia las últimas noticias.

En tal sentido la heurística de disponibilidad cumple una función de filtro (seleccionar información reciente) o atajo. La idea de disponibilidad puede resumirse con la siguiente definición:

Cuanto más accesible sea un suceso, más frecuente y probable parecerá; cuanto más viva sea la información, más convincente y fácil de recordar será; y cuanto más evidente resulte algo, más causal parecerá.

Scott Plous. The availability heuristic.(Wikipedia)

6.- Sesgo de observación selectiva.

Es suficiente que prestes atención a una cosa, que de pronto te aparezca por todas partes, también de que se acrecenté la sensación que Google, Facebook… este controlando tu trafico y de pronto te aparezcan anuncios sobre aquello que habías pensado o habías comentado con un amigo y que no habías buscado todavía en internet. Aunque este es un tema que puede tener para muchas líneas o minutos de discusión.

Me acuerdo cuando empecé a trabajar como celador en Telefónica, hasta aquel momento las instalaciones que había en fachadas eran invisibles para mí. Como muchos cables negros que estaban pegados a las fachadas. Cuando termine la formación y empecé a trabajar como celador, aunque estuviera fuera de tiempo de trabajo, no se me escapaba una sola caja terminal o de subrepartición que veía, también los estados en los que se encontraban estas.

7.- Sesgo de retrospectiva.

Es un sesgo cognitivo que sucede cuando, una vez que se sabe lo que ha ocurrido, se tiende a modificar el recuerdo de la opinión previa a que ocurrieran los hechos, en favor del resultado final. ¿Qué Fácil, que resulta todo una vez que ha pasado lo que tuviera que pasar, no?.

8.- Sesgo de experimentador.

El sesgo del experimentador constituye un proceso en el cual los científicos que realizan la investigación influyen en los resultados, con el fin de representar un determinado resultado. ¿Os acordáis de la investigación de la fusión fria, o mas recientemente el motor espacial sin combustible EmDrive?

9.- Ilusión de control.

La tendencia a creer que podemos controlar o al menos influir en hechos sobre los que no podemos realmente actuar. Un ejemplo, cuando se juega en el casino a los dados, jugadores que agitan los dados de una forma especial porque piensan que así saldrá lo que necesitan para ganar esa partida.

Imagen de Esa Riutta en Pixabay 

10.- Fenómeno del mundo justo.

Buscamos motivos que nos hagan pensar que la víctima de un hecho desafortunado ha hecho algo para merecerlo. De esto podemos encontrar demasiados ejemplos, esta muy, demasiado extendido, es más fácil eso que pararse a analizar la situación. Uno de los mas detestables es el pretexto machista para justificar una violación. Si fue violada era porque vestía “provocativamente” en lugar de ver los motivos y comportamiento del violador.

11.- Inclinación a la negatividad.

Damos más peso a las creencias y hechos negativos que a los positivos. Por ejemplo, cuando únicamente tenemos en cuenta los accidentes de aviación antes de coger un vuelo.

De todos modos, los medios de comunicación flaco favor están haciendo en este sentido al potenciar dicho sesgo, vende las desgracias, los desastres, lo positivo no vende y sin embargo si te aíslas y analizas mas objetivamente los hechos, como especie hemos evolucionado mucho y bien. Aunque ciertos flecos puedan ponernos fin en cualquier momento.

12.- El sesgo de normalidad.

sería lo contrario a la Inclinación a la negatividad: creer que nunca nos pasará algo malo, como un accidente de avión, sólo porque nunca nos ha pasado antes. Este sesgo, al menos, tal como está expuesto, ¿no está siendo observado por alguien que adolece del anterior sesgo?.

13.- Profecía autocumplida.

Partimos de una definición falsa de una situación, seguimos con un comportamiento que se adecúe a estas expectativas y acabamos convirtiendo en real la definición previa. La cuestión de los celos, Inseguridad por que la pareja lo ame realmente y quiera permanecer a su lado. Si esa pareja se respeta a si mismo, te aseguro que terminara abandonándolo porque se le hace insoportable esa falta de confianza y los numeritos de celos que le monta

14.- Efecto de encuadre.

La tendencia a extraer diferentes conclusiones dependiendo de cómo se presenten los datos. Por ejemplo, consideramos mejor una cura para el 90% de los afectados por una enfermedad que otra que suponga la muerte del 10%. Conocer esto nos permite buscar otras formas de presentar un tema, una propuesta que queremos que nos aprueben para que, siendo la misma propuesta, solo por la forma de presentarla nos la aprueben o la rechacen.

Imaginaros esa app, ese algoritmo que queréis desarrollar pero que necesitáis de un promotor que aporte los fondos para llevarlo a cabo. Un ejercicio clave para aprovechar estos sesgos son los denominados “Elevator pitch”.

15.- Efecto de la primera impresión.

Percibimos, recordamos y damos más importancia al primer evento que a los siguientes, aunque puedan contradecirlo o atenuar su valor. Si bien a veces puede ser efectivo, nos equivocamos la mayoría de las veces, sobre todo en nuestra relación con otras personas.

Este efecto lo podemos disminuir algo con la práctica, de interactuar socialmente mas a menudo, pero fijaros, que digo “mejorar algo”. A veces esas personas que nos han dado una buena impresión a primera vista son para alejarse de ellos cuanto antes y en cambio aquellos que no nos ha gustado, puede que dándonos otra oportunidad conozcamos a una persona de primera.

16.- Coste irrecuperable o Coste Hundido.

Tendemos a sobrevalorar aquello en lo que hemos invertido tiempo y esfuerzo, ya sean los doce minutos que llevamos en espera en el servicio de atención al cliente o los doce años de matrimonio (hipoteca incluida) con esa persona a la que ya no amamos.

Ufff¡¡, cuantas veces nos atamos a aquello que tanto nos costó conseguir, aunque en el momento actual sea más fuente de sufrimiento que de felicidad. Comparto con vosotros un cuento que se me ha quedado fijado a la memoria Nasrudin y los pimientos Rojos:

En el curso de un viaje, Mulla Nasrudin llega a un pueblo. En el mercado se queda pasmado delante de un tenderete de Frutas exóticas, desconocidas, que encuentra de lo más apetitosas. Le dice al vendedor:
Estas frutas me parecen excelentes. ¡Póngame un kilo!
Se va la mar de contento con su compra. Un poco más lejos, le hinca el diente a una de estas frutas rojas, pero al instante siente que la boca le echa fuego. Se pone rojo. Sus ojos lloran y, sin embargo, continúa comiendo. Un transeúnte, que le está mirando desde hace rato, le aborda:
-Pero ¿qué hace usted?
-Creía que estas frutas eran muy buenas. Pensando que no iba a tener bastante con una sola, he comprado un kilo.
-Comprendo, pero ¿por qué se empeña usted en comérselas? Son pimientos rojos, y son terriblemente fuertes.
-No son los pimientos lo que yo me como ahora -profiere Mulla-, sino mi dinero.


Moraleja: Si uno quiere cambiar, en un momento dado, hay que ser lo bastante humilde para decirse: «Me he equivocado. He comprado un kilo de pimientos que no puedo comerme, pues me hacen daño. Los dejo y empiezo otra cosa». «He pasado 10 años con esta mujer» o «He estado 8 años como técnico, pero ahora soy un gestor ». No tiene sentido continuar con haciendo lo mismo cuando la realidad ha cambiado

17.- Falso consenso.

La tendencia a sobrestimar el grado en el que otras personas están de acuerdo con nuestras creencias y comportamientos. Cuando tenemos una idea, la compartimos con unos pocos que están de acuerdo con nosotros y ya nos creemos que todo el mundo piensa lo mismo que nosotros.

En cierta forma es un peligro más palpable en las redes sociales, cuando nos metemos en un grupo de cierta temática, llega un momento en que creemos que es el pensamiento dominante en toda la sociedad cuando realmente solo lo es de unos pocos cientos o decenas.


Ha sido ahora después de pasarlo a la versión final del post que me doy cuenta de otras implicaciones, de relacionarlo con otros temas y ver que algunos de ellos, por si solos pueden dar para un post entero.

Estos sesgos, para mí, son esos algoritmos que se ejecutan de forma automática, muchas veces nos viene bien para economizar energía, recursos, pero nos volvemos perezosos y nos dejamos llevar por ellos por comodidad y muchas veces, tarde, nos damos cuenta de las consecuencias negativas que tiene en nosotros y en nuestro entorno.

El trabajo sobre si, es una vía para si no deshacernos de ellos si tenerlos bajo control, de parar su ejecución en momento en que dichos sesgos no son válidos. En Empatía e I.A. iremos tratándolos, quizás no bajo el mismo nombre o directamente, pero si descubriendo, afinando herramientas que hay en nosotros mismos pero que teníamos abandonadas en el fondo del cajón.

Que Sesgos están más presentes en ti, ¿Cuál es tu receta para tenerlos bajo control?

Anímate a compartir ese sesgo que te incordia más a menudo y que haces para detenerlo cada vez que quiere aparecer. De otros que conozcas y creas que tenia que haber sido añadido a este post, por favor, comentalo. Esperamos tus ideas,

Fuentes de referencia:

Si bien tengo la costumbre de ir añadiendo enlaces para dirigir a la fuente de origen, en este caso, además de la consulta a la Wikipedia y otras fuentes para ampliar información sobre algunos de ellos, son tres los posts con los que he montado la estructura de este post:

http://www.milibretacoaching.com/2014/07/y-ti-que-sesgos-cognitivos-te-limitan/
https://www.manuelescudero.com/sesgos-cognitivos/
https://verne.elpais.com/verne/2014/09/29/articulo/1411970154_000194.html

las imagenes: la de cabecera del post: Dylan McLeod on Unsplash
y la de los dados de Esa Riutta en Pixabay

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis