Se acercan las navidades, y la robótica, la I.A, empieza a convertirse en el regalo estrella. Traigo este articulo directamente de China,porque están muchos más avanzados en este terreno, y ya nos llevan algunos años de ventaja.

Por un lado, veo conveniente esta normalización de la I.A entre nuestros pequeños, que aprendan a interaccionar con ella. pues en un futuro cercano va a ser nuestra compañera de trabajo o sencillamente la que se encargue de trabajar. mientras que nosotros nos dedicamos a hacer lo que realmente nos gusta (ya, es algo utópico, deseable, pero Utópico, pero ¿porque no luchar por alcanzarlo o quedarnos un poco más cerca de ello?) 

[…] algunos expertos han cuestionado el valor de los dispositivos de educación de IA, descartándolos como poco más que un “teléfono inteligente de gama baja” para padres con exceso de trabajo.

Actualmente pueden llegar las críticas de su utilización con nuestros pequeños, la cuestión es que lo hemos estado haciendo de forma parecida desde que surgió la TV , después los videojuegos, las tablets y los smartphones ¿pero esto un pretexto para descargarnos de responsabilidad? quizás si… bueno, quitemos la palabra quizás, porque me temo que más bien han sido pocos los que han conseguido dejar fuera del hogar a estas “niñeras” y menos todavía los que han conseguido un equilibro entre ambas alternativas.
Creo que meter una I.A. en casa para que interactúe con nuestros pequeños requiere de una formación previa de padres y familiares que introducen estos asistentes en casa. principalmente para aumentar la seguridad, al menos para cambiar la contraseña de acceso al dispositivo (y no cambiarla por “123456”, “papaymama” y similares), para activar y consultar periódicamente el historial de uso por parte del niño, y que datos puede estar recabando la I.A. donde se guardan y que se va a hacer con ellos. Una formación que no solo contemple la parte técnica sino también la emocional. ¿qué hago con eso que el niño ha confiado a la I.A.? a veces pueden ser tonterías, pero otras muchas veces pueden mostrar temores, conflictos, miedos. ¿cómo tendrían que actuar los padres ante esto? Pero quizás esto sea mucho pedir, sobre todo para padres super-atareados, que apenas tienen tiempo para estar con sus hijos como para que encima tengan que “formarse”
Voy a imaginar un futuro en el que el desarrollo de la I.A y su integración en la sociedad ha ido por el buen camino. estamos en una economía de la abundancia, las personas hacemos lo que realmente nos gusta y encima disponemos de más tiempo para estar con nuestros seres queridos. ¿Serían necesarios estos sustitutos en el cuidado de nuestros pequeños?


El articulo: AI robots are transforming parenting in China   At kindergarten, three-year-old Seven Kong has his schoolmates to play with, but at home his best friend is a kidney-shaped, lime-coloured android named BeanQ.

La foto destacada pertenece al articulo compartido

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis