A veces da la impresión Qué los “informáticos”, Los que nos dedicamos a La informática a la programación Somos unos individuos Asociales. ¿Hasta qué punto es así?
Creo que no es cierto, más bien todo lo contrario. Somos quizás demasiado empáticos, pero al no sentirnos correspondidos, preferimos aislarnos. Yo durante muchos años me refugie detrás de una pantalla, El ordenador hacía todo lo que yo Le programaba, ¿hasta que punto nos cansamos de escuchar y no de ser escuchados de comprender, entender la situación del otro pero que por la otra parte fuésemos vistos como un bicho raro, como el friki de la pandilla o de la clase?
Normalmente terminamos siendo tachados de asociales, de carecer de empatía, pero ¿es así? o sencillamente estamos hartos de escuchar pero que no nos escuche a nosotros.
Me viene a la cabeza la película “SIN RODEOS” una comedia romántica española, (si de vez en cuando también veo este tipo de películas) en el que la protagonista corre presta a escuchar a las amigas y familiares pero que se encuentra sola cuando no es correspondida, cuando no es escuchada

Me doy cuenta de que tendemos a relaciones mas profundas y que por ello no salimos mucho mas fuera de nuestro entorno familiar, laboral o amistades de estudios. Y cuando estos no están a la altura de nuestras expectativas, no solo dejamos de buscar más allá de nuestro circulo, sino que tendemos a cerrarnos en nosotros mismos, salvo en la excepción al ir encontrando vía internet espacios donde nos encontramos realmente a gusto hablando, compartiendo lo que mas nos gusta, ordenadores, programación, Inteligencia artificial. También nos pasa que una vez nos acostumbramos a tratar con máquinas o con los que piensan como nosotros se nos hace difícil cualquier otro tipo de relación y no digamos con las mujeres que son quienes más nos puede poner a prueba nuestras escasas habilidades sociales, nos volvemos perezosos y nos replegamos a nuestros ordenadores y amigos programadores.

Las Emociones, ¿prescindibles en el desarrollo de la Inteligencia?

Nos refugiamos en lo intelectual y nos alejamos “aparentemente” del mundo emocional, ponemos como ser ideal, perfecto al Sr Spock de “Star Trek” con su control perfecto de las emociones, bueno, mas bien, la represión casi perfecta de las emociones, pero incluso el, tiene su talón de Aquiles.
Cierto es que, hasta no hace mucho, durante mucho tiempo, la mayoría de los psicólogos y filósofos también lo hacían. Dicho de otro modo, no pensaron que la inteligencia fuese algo que requiriese emoción, es más, lo veían como un claro impedimento para un desarrollo óptimo de la inteligencia.

Manipulación Psicópata de nuestras emociones a través de la I.A.

El meollo esta en como respondemos, nosotros, personas, emocionalmente, hasta que punto somos conscientes de que estamos tomados por una emoción, o sencillamente nos creemos que somos esa emoción y nos dejamos llevar por ella […]

A día de hoy, al menos yo, estoy escuchando mucho sobre como dotar de empatía a una I.A. o de artículos sobre desarrollos que ya muestran empatía, si no estamos informados sobre lo que es tener empatía, nos la pueden colar fácilmente. Por otro lado… ¿quién está explotando más el tema de la empatía? Pues las empresas de marketing. Buscan el conocer mejor como somos emocionalmente, en que momento estamos para ver de que modo nos venden un producto, aprovechan que nos dejamos llevar fácilmente por las emociones y que por mas que nos duela reconocer, nuestras decisiones son normalmente más emocionales que reflexivas y muchas veces, cuando tenemos ese objeto entre nuestras manos, nos damos cuenta que realmente no nos hace falta y que a menudo es tarde para arrepentirnos aunque nos hayan ofrecido la posibilidad de devolverlo.
Mi mayor temor es que siguiendo este hilo, lo que consigan desarrollar estas empresas, sean I.As Psicópatas. Pero este peligro merece un artículo exclusivo que trataré próximamente. El meollo esta en como respondemos, nosotros, personas, emocionalmente, hasta que punto somos conscientes de que estamos tomados por una emoción, o sencillamente nos creemos que somos esa emoción y nos dejamos llevar por ella arrepintiéndonos a menudo de lo que hayamos podido decir o hacer en dicho momento, y muchas de esas veces el daño ocasionado es irreparable.
Podría seguir hablando mucho mas sobre el tema, o recomendando otras lecturas, videos, pero en este medio apenas podemos salir del terreno mental, intelectual. Si con algunos videos, lecturas, os puedo llevar a cierto nivel de reflexión, pero queda en la mente, que pronto lo guarda para pasar al siguiente tema y normalmente queda olvidado, asi que quiero llevaros a otro terreno, al físico, al corporal, porque no es sino en el cuerpo donde se sienten esas emociones aunque a veces parece que son mentales, pero creerme, por experiencia empiezan en el cuerpo aunque los disparadores hayan podido ser en algunos casos, mentales.

Cuidar el Cuerpo, Escuchar el Corazón

Eso sí, antes de meternos en materia, voy a entrar en precedentes. Inicialmente me forme en psicoterapia Gestalt que significo un gran avance para mí, en esta formación empecé a darme cuenta de que tengo un cuerpo y que este tenía, sigue teniendo muchas cosas guardadas que precisaban ser sacadas a la luz, por otro lado estaba ahí, era consciente del efecto que tenía la música en mí, en mi época de discoteca podía estar bailando toda la noche con solo alimentarme de la música que entraba por todos mis poros sin necesidad de alcohol u otras drogas, me tomaba como mucho 2 combinados durante la noche, mas por hidratarme que por los efectos que tenían sobre mí, y a bailar. y cuidado, que para nada he sido un bailarín consumado con una depuradísima técnica…. Mas bien unas veces podría ser una mezcla de oso bailarín, otras veces una marioneta al que le fallaban los hilos, pero me importaba poco, tan solo me dejaba llevar por la música. Y no, no ligaba nada, a veces podría fijarme en alguna chica que me atrajese, pero por lo normal, ellas, pasaban de mí. Así que me centre mas en disfrutar de la música que en ligar. Bueno, me he salido del tema, retomemos.

Unas veces podría ser una mezcla de oso bailarín, otras veces una marioneta al que le fallaban los hilos, pero me importaba poco, tan solo me dejaba llevar por la música

Rio Abierto – Me muevo conscientemente

En el último año de mi formación en Gestalt conocí el sistema de movimiento armónico de Rio Abierto, tarde unos años en poder hacer la formación, pero finalmente la realicé. ¿Por qué la realicé? Porque mi cuerpo me estaba diciendo que había mucho dentro de el que necesitaba sacar fuera, que conocerlo mejor seria beneficioso para ambos así que ahí fui. Hace ya 2 años que termine la formación, ¿Beneficios? Muchos, más consciencia corporal, bienestar físico, estar bien con mi cuerpo, trabajar juntos, la mente escucha al cuerpo y el cuerpo escucha las necesidades de la mente, mi cuerpo ha dejado de ser el mero vehículo de mi mente, ese que me lleva de un lado a otro y que de vez en cuando… le compruebo los niveles de aceite y gasolina y poco más.

Como Funciona.

Puedo tomar diferentes tipos de sesiones, para empezar, con sesiones de movimiento puede ser perfecto. ¿de que tratan? Sencillamente moverse con la música, el facilitador durante la sesión va proponiendo diferentes movimientos a veces con música, otras sin ellas. Yo, nosotros lo vamos siguiendo, muchas veces tan solo me muevo, disfruto, de repente hay algo que me salta internamente, puede que sea desagradable, me doy cuenta de algo que estaba ahí y unas veces me alivio, otras me enfado…. Depende de que este pasando en ese momento en la sala y lo que esta pasando dentro de mí. Lo importante es que me encuentro en un entorno libre de juicio, donde me puedo mover sin sentirme juzgado, me muevo conforme mi cuerpo lo permite, me muevo conforme mi estado de ánimo. Me voy moviendo, unas veces lo que me proponen, otras, libremente. Al final de la sesión, por lo general me siento mucho mejor, mas relajado. Me he podido expresar libremente, enfado, tristeza, asco, ira, alegría, a la vez he podido ver como me afectan las diferentes emociones y esto me permite en momentos más críticos gestionarlas de forma que no me afecten no solo negativamente, sino que puedan beneficiarnos sin perjudicar a nadie.

El Germen de este proyecto

Fue durante el 2 año de esta formación en la que emergió el germen de lo que es “Empatía e I.A. en el intensivo que damos al final de cada curso teníamos cada uno 10 minutos, para mostrar algo nuestro. En la formación lo llamamos “solitos” porque estabas “Solo ante el peligro”, solo delante del resto de compañeros (no solo de tu grupo sino de todos los grupos que se encontraban en formación en ese nivel de toda España) , expresándote, moviéndote, mostrándote tal como eres, donde gane confianza para hablar y expresarme en público y encima hablar de forma que me entendieran ( suelo acelerarme hablando que por momentos ni yo mismo se lo que he dicho). Bueno, ya en las devoluciones de los compañeros y profesores fue donde comente, que con todo lo que había aprendido ahí, en Gestalt, con lo que me gustaba la tecnología y la I.A. estaba dentro de la coctelera (yo) y que ya veríamos que salía de esa mezcla, y es lo que tienes en estos momentos en tu pantalla, captando tu atención y si has llegado hasta aquí, me has hecho el hombre mas feliz porque he conseguido plantar una pequeña semilla, el que esta brote o no, ya depende de ti.

La imagen de cabecera realizada por sebastiaan stam on Unsplash

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis