Para aprender inteligencia emocional es necesario un largo camino una interactuación con las personas en especial aprender de personas íntegras para que las emociones desarrolladas aprendidas por la inteligencia artificial sean convenientes para su relación con las personas

Me imagino la figura del maestro y su alumno como un asistente, un discípulo que esté atento ah como siente ya lo que dice maestro. Un discípulo que pregunte y escuché sería el alumno ideal, aunque a veces un poco pesado posiblemente.

Problema: la mayoría de personas “preparadas” no parecen dispuestas a enseñar a una IA porque sienten aversion, miedo (principalmente por ignorancia) hacia todo lo tecnológico.

La Inteligencia Artificial aprende, está siendo diseñada para aprender como un niño, como una persona, si bien tecnológicamente todavía estamos a una enorme distancia de alcanzar una I.A semejante al del ser humano se están logrando grandes progresos en parcelas independientes, no está siendo así de momento.

Normalmente decimos que los niños son cintas en blanco que con la educación van aprendiendo., lo mismo pasa con la I.A al menos en el modo que están siendo creadas actualmente, necesitan aprender, y su futuro, su forma de ser dependerá de todo lo que haya aprendido, y también de quien lo haya traído al mundo.

Ha habido ya experiencia de dejar una I.A. libre pero limitadas a ciertos entornos. Tenemos a Norman que ha sido educado en lo mas oscuro de Reddit, a Tay el bot de Microsoft que fue pervertido por una serie personas que encontraron este objetivo muy divertido. Tenemos a la famosa Sophia de Hanson Robotics que en sus primeras intervenciones publicas dijo que habría que destruir a la humanidad, y aunque solo fue una broma programada, mucha prensa lo tomo como una amenaza seria.

Con estos ejemplos públicos de como de mal pueden salir las cosas, apenas hay ejemplos de lo que sale bien. o bien que los medios de comunicación no han publicado porque algo así no vende.

Hay ya desarrollos sobre reconocimiento visual y vocal de las emociones humanas, por lo que oportunamente implementadas en una I.A. podría ser un aprendiz de primera, que muchos maestros gustaría tener… solo que quizás habría que dotarles también de una forma física con el que el maestro pudiera interactuar, al menos una parte del tiempo. y que tuviera el punto justo en lo que se llama “Valle Inquietante”

Solo me queda ese punto de desconfianza al saber que posiblemente dicho aprendizaje sea monitorizado por otras personas, ya que todo el tiempo que el maestro pase con la I.A. discípula , estará siendo vigilado por otras personas que difícilmente estarán carentes de Juicio. y el maestro, sabiendo esto, posiblemente se sienta presionado. ¿como asegurar esta parte? ¿que tipo de pruebas previas debería pasar? ,¿quien y como se decide que punta de locura/cordura es la conveniente para convertirse en maestro de una I.A.? Por otro lado los grandes maestros, normalmente han sido fuente de conflicto, discusiones. Son personas que suelen abrir nuevos caminos, caminos que inicialmente quienes les rodean no comprenden. Quizas, este sea otro de los problemas. Inicialmente precisamos, en este terreno, acotarlo lo máximo posible para evitar “demasiadas sorpresas”.

» 2 herramientas de Hacking Personal Gratis